AEA pide al Gobierno la liberalización de los cursos para recuperar puntos, monopolio

Tema en 'Foro General BMW' iniciado por botminik, 13 Ene 2011.

  1. botminik

    botminik Clan Leader Miembro del Club

    Registrado:
    10 Jun 2009
    Mensajes:
    62.010
    Me Gusta:
    172.648
    Ubicación:
    madrid-noroeste
    Modelo:
    BMW 530I
    Unete a BMW FAQ Club Unete a BMW FAQ Club Unete a BMW FAQ Club
    A diferencia de Francia, en España no existe competencia ​


    AEA pide al Gobierno la liberalización de los cursos para recuperar puntos​


    Desde hace cinco años, Tráfico utiliza un modelo de gestión de cursos que fue rechazado por la Comisión Nacional de la Competencia por restringir el juego competitivo del mercado y resultar particularmente preocupante en un sector que ha presentado signos de cartelización en el pasado.



    100.000 conductores han pasado por las aulas sensibilizadoras
    Desde que entró en vigor el carnet por puntos en julio de 2006 han pasado por las aulas de determinadas autoescuelas cerca de 100.000 conductores para la realización de cursos de sensibilización y reeducación vial: 1.098 en 2007; 2.661 en 2008; 20.189 en 2009, y unos 60.000 en 2010, según las últimas estimaciones del sector.
    Dichos cursos son obligatorios para aquellos que han perdido todos los puntos de su carné de conducir y también para aquellos a los que un juez les ha condenado con la privación de su permiso de conducir, si quieren volver a obtener su derecho a conducir.
    De forma voluntaria, los pueden realizar todos aquellos automovilistas que quieran recuperar puntos perdidos (se podrá realizar una vez cada dos años o en caso de los conductores profesionales uno al año).
    A todos los participantes se les ha exigido el pago inexorable de 186,46 € (en Cataluña tres euros más), o de 351 € (en Cataluña seis euros más), dependiendo del curso realizado, lo que ha supuesto una factura de más de veinticinco millones de euros, según estimaciones de AEA.
    AEA denuncia: “Los automovilistas pagamos una factura millonaria pero no tenemos ningún derecho”
    “Sin embargo –según afirma el presidente de AEA, Mario Arnaldo-, el consumidor español tiene restringida su capacidad de elección por cuanto el actual sistema de concesión administrativa no permite al usuario acudir a cualquier auto-escuela, ni a cualquier centro de formación de conductores, sino sólo a una minoría (no llega al 5%) de centros elegidos discrecionalmente por las autoridades de tráfico”.
    Monopolio temporal
    A juicio de AEA esta situación es muy díficil de entender por parte de los usuarios ya que “a diferencia de lo que ocurre en Francia, en España los cursos de sensibilización para reeducar a los conductores infractores se ofrecen en un régimen de monopolio temporal, y por eso no hay competencia alguna en relación con los precios, ni con la calidad de los cursos, ni con la oferta de centros respecto de, por ejemplo, la distancia que el usuario tiene que recorrer. Tampoco hay competencia alguna respecto del material pedagógico utilizado.”
    Nada de esto ocurre en Francia, país del que hemos copiado el sistema de permiso por puntos.
    La Comisión Nacional de la Competencia dijo “no” al sistema elegido por Tráfico
    Igualmente AEA ha tenido acceso al informe que la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) elaboró hace un año y medio para analizar “si el sistema diseñado para la gestión de los cursos de sensibilización y reeducación vial contemplados en la Ley 17/2005 (reguladora del permiso por puntos) introduce restricciones a la competencia innecesarias o injustificadas”.
    Las conclusiones de la CNC no pudieron ser más contundentes, ya que éste órgano consultivo del gobierno se manifestó totalmente en contra del modelo de concesión administrativa elegido por Tráfico, y recomendó que fuera sustituido por el de autorización, similar al utilizado actualmente para los centros de reconocimientos médicos, para las ITVs, o para las propias autoescuelas, ya que con él se garantiza igualmente la seguridad vial pero resulta menos lesivo para los derechos de los usuarios.
    En dicho informe, la CNC alertaba del riesgo de utilizar el régimen de concesión para este servicio público y advertía que ello podría dar lugar “a que, una vez obtenida la concesión, la presión competitiva sobre los operadores se viera restringida (en este caso a lo largo de los siguientes cinco años) y con ella los incentivos para alcanzar una mayor eficiencia en el servicio” reflejado en mejores precios, calidad, innovación y, en definitiva, en un mayor bienestar para los consumidores.
    Y esta es la situación que, a juicio de AEA, se está produciendo en España desde hace cuatro años y medio.
    El automovilista español, cautivo de prácticas monopolísticas
    “Por eso –añade Arnaldo- no podemos entender las razones por las que el Gobierno desoyó, en perjuicio de los consumidores, las recomendaciones de éste órgano consultivo, máxime cuando expresamente se descartaron razones económicas, o razones de interés público (por ej. mantener una mínima calidad y seguridad del servicio). Lo cierto es que el automovilista español ha quedado cautivo de unas prácticas monopolistas que no existen en ningún otro país”.
    En Francia, diferencias de precio de más del 20%
    En efecto, AEA ha podido constatar que en Francia -cuyo modelo fue utilizado para poner en marcha el permiso por puntos en nuestro país-, existe una clara competencia tanto en precios como en la calidad de los cursos.
    Y la razón de esa competencia estriba en que en nuestro vecino país los cursos de recuperación de puntos se dan en regímen de autorización y no bajo un sistema de concesion administrativa.
    Es decir, el automovilista francés puede realizar los cursos de recuperación de puntos en cualquier centro que cumpla los requisitos establecidos por la ley. En España, sólo aquellos elegidos por la DGT (o los designados por el Gobierno Vasco o la Generalidad de Cataluña, en sus respectivos territorios), que no llegan al 5% de los centros de formación de conductores.
    “Y ello –a juicio de AEA-, supone una práctica restrictiva intolerable, y no se entiende cómo para obtener el carnet puedes ir a cualquier autoescuela autorizada, en un régimen de competencia y de libre mercado, y sin embargo cuando hay que recuperar puntos u obtener un nuevo permiso, nos encontramos con una situación absolutamente monopolística en cuanto a precios, centros, e incluso al material didactico que estás obligado a adquirir”.
    A modo de ejemplo, AEA cita las diferencias de precios existentes en Francia para un curso de recuperación parcial de puntos.
    Así, un automovilista francés que quisiera realizar un curso de este tipo puede acudir a un centro del distrito doce de Paris, donde el curso le costaria 260 euros; pero también puede elegir otro en el distrito trece de la misma ciudad, donde por el mismo curso pagará sólo 200 euros. Es decir, un 23% más barato.
    Y diferencias similares existen en todo el pais entre centros de recuperación de puntos de los diferentes departamentos y regiones.
    Diferencias también en el servicio
    Pero es que la competencia se nota también en el servicio. Así, en Francia existen diversas organizaciones nacionales que coordinan los centros de recuperación de puntos (automovil clubs, autoescuelas, centros de enseñanza), y a través de las cuales se garantiza la rápida participación en un curso de recuperación de puntos cerca del domicilio, aunque se tenga que anular la convocatoria por falta de asistentes (en el caso de Francia está previsto un mínimo de 10 participantes).
    También se garantiza el reembolso del dinero abonado, o cambiar la reserva para otra fecha, o para otro centro en cualquier parte del territorio francés que más le convenga al usuario.
    Cambios urgentes en la legislación para evitar prácticas monopolísticas
    En España nada de esto se puede hacer, por lo que AEA cree muy justificada su petición al Gobierno en defensa de los legítimos de los derechos de los automovilistas “a fin de que, con carácter urgente, se modifique el actual régimen de concesión en la prestación de los cursos de recuperación de puntos –mucho más restrictivo para los derechos de los consumidores-, y se sustituya por el de autorización administrativa que, con absoluta garantía del interés público (en cuanto a la calidad y seguridad del servicio), resulta mucho más beneficioso para los usuarios”.
    AEA pedirá el apoyo de todos los grupos parlamentarios
    Igualmente en los próximos días, AEA se dirigirá a todos los grupos parlamentarios en el Congreso a fin de que con carácter urgente promuevan -en beneficio de los consumidores españoles- la oportuna modificación legislativa respecto del régimen de gestión de los cursos de recuperación de puntos, dando por concluido el actual sistema de concesión -que caduca el próximo mes de febrero-, y se sustituya por el de autorización administrativa, a fin de que los automovilistas españoles puedan realizar los cursos de sensibilización en cualquier auto-escuela o en cualquier centro de formación de conductores. ​

     
  2. ///Msevag

    ///Msevag Forista Legendario

    Registrado:
    6 Feb 2008
    Mensajes:
    11.308
    Me Gusta:
    2.276
    Lo que mas me llama la atención es el crecimiento tan espectacular que han tenido estos cursos, pasando en 3 años de 1000 personas el primer año a 60mil el 3º #-o
     
  3. botminik

    botminik Clan Leader Miembro del Club

    Registrado:
    10 Jun 2009
    Mensajes:
    62.010
    Me Gusta:
    172.648
    Ubicación:
    madrid-noroeste
    Modelo:
    BMW 530I
    Unete a BMW FAQ Club Unete a BMW FAQ Club Unete a BMW FAQ Club
    y lo que te rondare morena..más sangrante resulta el hecho siguiente....hace año y pico..recuperabas solo 4...ahora ya son 6...

    bajo el efecto de que droga redactan las leyes ?¿
     
  4. Alejandro87

    Alejandro87 Clan Leader

    Registrado:
    11 Dic 2010
    Mensajes:
    17.811
    Me Gusta:
    1.730
    Ubicación:
    Madrid
    Modelo:
    E38 y xantia pelado.
    Creo que bajo recauditis-dictaduritis.
     

Compartir esta página