Davide ‘Team’ Brivio, qué manera de ganar

Tema en 'Moteros BMW FAQ Club' iniciado por KORANDO, 8 Ene 2021.

  1. KORANDO

    KORANDO Clan Leader

    Registrado:
    18 May 2005
    Mensajes:
    15.136
    Me Gusta:
    29.913
    Ubicación:
    Depende
    Modelo:
    850 CI-535I-E34
    El legado que deja en MotoGP el hasta hoy Team Manager de Suzuki va más allá de los títulos.
    [​IMG]
    Davide Brivio ha llevado a Suzuki a lo más alto de MotoGP

    Dos de los momentos que más dicen de una persona, especialmente hablando de un entorno laboral y/o deportivo, son la derrota y el adiós. La llegada y la victoria siempre llegan acompañadas de adjetivos prefijados y grandilocuentes en comunicados hechos con plantilla donde el recién fichado expresa su ilusión, promete trabajo, se deshace en elogios a la otra parte y termina con una enumeración de agradecimientos; estructura parecida a la de la nota de prensa del ganador, que resalta la dificultad de la carrera, aplaude la buena moto que le ha dado el equipo y termina con los consabidos agradecimientos.

    No siempre sucede lo mismo con las derrotas y -sobre todo- con los adioses, normalmente cargados de quejas más o menos veladas y muchas omisiones en forma de silencios, cuando no en agrios cruces de declaraciones. Algo que se magnifica cuando la ruptura es unilateral. Por suerte, hay excepciones:


    • Joan Mir: “Gracias Davide Brivio por confiar en mí y ayudarme a conseguir mi sueño de convertirme en Campeón del Mundo de MotoGP. ¡Te deseo lo mejor en tus nuevos retos!”.
    • Álex Rins: “Muchas gracias por estos años y por haber hecho a Suzuki un equipo campeón del mundo. ¡Mucha suerte en tu nuevo proyecto!”.
    • Sylvain Guintoli: “Davide, gracias por darme la bienvenida al proyecto Suzuki MotoGP en 2017 y por todas las emociones inolvidables compartidas en el camino. “In bocca al lupo” (Buena suerte) para tu próximo capítulo”.
    • Shinichi Sahara: “Es como si alguien se llevara un trozo de mí, porque siempre debatía con él sobre cómo desarrollar el equipo y las motos, y hemos trabajado juntos durante mucho tiempo”.
    Sirvan estos cuatro ejemplos, de sus tres pilotos y el líder del proyecto Suzuki en MotoGP, para describir quién es Davide Brivio, hasta hoy Team Manager del Team Suzuki Ecstar y que el año que viene cambiará las dos por las cuatro ruedas al irse a la F1 con Alpine, antes Renault.




    [​IMG]

    Davide Brivio celebra el título de MotoGP 2020 junto a Joan Mir.
    Hace menos de dos meses, el español Joan Mir se proclamaba campeón del mundo de MotoGP con Suzuki, que añadiría después el título de pilotos. Ya por aquel entonces, muchos focos apuntaron directamente sobre Brivio, el hombre que había llevado la batuta del proyecto de la firma de Hamamatsu desde 2013.

    Hoy, con su adiós de la marca que ha llevado hasta lo más alto del motociclismo de competición, sería el momento idóneo para elaborar una lista de los múltiples logros de un tipo que pasó de ser jefe de prensa de Fabrizio Pirovano en Superbike a coordinar dicho equipo, saltando a la estructura oficial Yamaha Superbike en 1995 y cambiar a Yamaha MotoGP en 2001 para después estar junto a Valentino Rossi en los cuatro títulos mundiales que logró con la firma de Iwata, siguiéndole en su periplo en Ducati hasta que llegó la llamada de Suzuki.

    Tiene un palmarés para entrar directamente al Hall of Fame de MotoGP (si existiera tal cosa al otro lado del muro) y, sin embargo, lejos de una precisa enumeración de sus impresionantes resultados, las reacciones más frecuentes han sido algo mucho más cercano a la hagiografía.


    Siempre con una sonrisa, ha desmontado como nadie la falacia de que para mandar hay que poner cara muy seria y marcar una barrera invisible entre el director del equipo y el resto del mundo. Para saber que era el que mandaba en el equipo había que irse a mirar el organigrama, porque si intentabas adivinarlo echando un vistazo al box resultaba imposible. Nadie ha hecho tan cierto el axioma de que dirigir no es mandar.

    [​IMG]
    Valentino Rossi y Davide Brivio estuvieron juntos en Yamaha
    Todo el mundo que compartió con él un rato en el paddock coincide: es una de las mejores personas que ha pisado el mismo, con aquellos que compartieron equipo con él a la cabeza. Cuesta recordar semejante unanimidad en un adiós unilateral.

    Una forma de ser que supo cristalizar en resultados en base a una premisa: para Davide Brivio, la palabra Team nunca fue un mero adorno junto a la palabra Racing o al nombre de la marca. Siempre fue el concepto sobre el que erigió todo lo demás, el cimiento desde el que construyó todos sus éxitos.


    Con el título de Joan Mir –y ya desde años antes- se hizo siempre hincapié en la forma de trabajar en Suzuki. Nunca fue una unión de profesionales, porque cuando juntas muchos talentos pueden sumarse; pero cuando creas un equipo en el sentido más amplio del término lo que se forma es una red que consigue multiplicarlos hasta alcanzar cotas increíbles como conquistar MotoGP ante las marcas más poderosas.

    Un hito que quedará en la historia del motociclismo. Su legado no es lo que ha ganado, sino la manera de ganar. Por eso, aunque se vaya al paddock ‘rival’, solamente se pueden decir dos cosas:
    In bocca al lupo y grazie, Davide
    . Suerte construyendo tu nuevo equipo, en MotoGP dejas uno eterno.
     
    A chamadyco y SP_Kenny les gusta esto.

Compartir esta página