Video Taller de pintura Lamborghini en Sant’Agata Bolognese: el 1º con inteligencia artificial

Tema en 'Foro General BMW' iniciado por cybermad, 10 May 2021.

  1. cybermad

    cybermad Clan Leader

    Registrado:
    11 Feb 2008
    Mensajes:
    66.674
    Me Gusta:
    61.230
    Ubicación:
    más p'allá que p'acá
    Modelo:
    Zeposf3rico
    Lamborghini Paint Shop in Italy

    •10 may 2021



    El taller de pintura completó la expansión del sitio de producción, que pasó de 80.000 metros cuadrados en 2016 a extenderse ahora a más de 160.000 metros cuadrados de área construida. La creación de los nuevos edificios y la instalación de tecnologías innovadoras involucró el trabajo de más de 600 empresas con un total de 3.600 trabajadores externos.

    La nueva instalación cuenta con sistemas tecnológicamente avanzados con bajo impacto ambiental y trabajadores con habilidades altamente especializadas. Al igual que la línea de montaje Urus Super SUV, el nuevo taller de pintura se caracteriza por el uso y mayor evolución del modelo Factory 4.0, que integra nuevas tecnologías de producción para apoyar a los trabajadores en el proceso de montaje. Manifattura Lamborghini alcanza así un nuevo nivel de desarrollo en un modelo de fabricación caracterizado por la modularidad, la flexibilidad y la máxima personalización.

    La producción en la nueva planta presenta un proceso modular innovador, que es muy diferente del proceso lineal estándar utilizado tradicionalmente en los sistemas de pintura de automóviles. Esta innovación permite activar un determinado proceso y ruta de acuerdo con el color requerido, asegurando así la máxima flexibilidad de proceso y eficiencia de producción.

    La nueva planta de pintura es también la primera del mundo en estar equipada con inteligencia artificial capaz de reconocer las prioridades y programar los procesos. El sistema inteligente mantiene una memoria de cada proceso realizado, calcula el tiempo necesario para cada vehículo y “aprende” a programar los pasos posteriores en base a la experiencia pasada: por ejemplo, la cantidad de un color particular necesario para pintar un vehículo.

    El almacén, el corazón del proceso, está completamente automatizado y se maneja a través del sistema de inteligencia artificial, lo que garantiza la capacidad de respuesta y una mayor flexibilidad en la programación del proceso en comparación con los almacenes tradicionales.

    El proceso de pintado se realiza con una combinación de fases manuales y robotizadas. Los robots realizan los trabajos que son más repetitivos y exigentes en términos de ergonomía, mientras que los operadores humanos aportan su valor añadido fundamental de las habilidades manuales necesarias para completar el proceso. Otra particularidad es el pintado de elementos estéticos exteriores como los parachoques y los retrovisores, que se realiza en paralelo con la carrocería para garantizar la uniformidad cromática.

    Con el nuevo taller de pintura, Lamborghini puede ofrecer a sus clientes infinitas opciones de color. Los colores se dividen en cuatro tipos: estándar, especial, mate y Ad Personam.

    A través del programa Ad Personam, los clientes no solo pueden elegir personalizar su automóvil con los colores y gráficos que prefieran, sino que también pueden crear su propio color especial único en una verdadera obra de arte.

    La nueva planta también confirma el compromiso de larga data de Automobili Lamborghini con la sostenibilidad medioambiental. La verticalización de la nueva planta permitió una reducción significativa del 30% en la huella con respecto a una planta de pintura comparable. El edificio está clasificado como Clase A con un aislamiento perfecto y está equipado con iluminación LED de última generación.

    El noventa y cinco por ciento de los colores utilizados son a base de agua. Las emisiones de disolventes son muy bajas gracias a un postquemador que puede recuperar el calor y reutilizarlo para calentar los hornos de la línea de pintura. Esta tecnología proporciona una reducción del 25% en el consumo de energía.

    Además, las tecnologías de vanguardia de los sistemas de nebulización permiten una alta eficiencia en términos de consumo de pintura. El ochenta por ciento de la pintura se aplica realmente en la carrocería, que es el doble que en los sistemas estándar.

    Finalmente, la tecnología E-Cube permite capturar el exceso de pulverización durante el proceso de pintura, lo que reduce el consumo de agua para la filtración de aire a cero.

    -----------

    The paintshop completed the expansion of the production site, which grew from 80,000 sqm in 2016 to now extend over 160,000 sqm of built-on area. The creation of the new buildings and the installation of innovative technologies involved the work of over 600 enterprises with a total of 3,600 external workers.

    The new facility features technologically advanced systems with low environmental impact and workers with highly specialized skills. Like the Urus Super SUV assembly line, the new paintshop is characterized by the use and further evolution of the Factory 4.0 model, which integrates new production technologies to support the workers in the assembly process. Manifattura Lamborghini thus reaches a new level of development in a manufacturing model characterized by modularity, flexibility, and the maximum personalization.

    Production in the new plant features an innovative modular process, which is very different from the standard linear process used traditionally in automotive painting systems. This innovation makes it possible to activate a certain process and path according to the color required, thus ensuring the maximum process flexibility and production efficiency.

    The new paint plant is also the first in the world to be equipped with artificial intelligence able to recognize the priorities and program the processes. The intelligent system maintains a memory of each process carried out, calculates the time needed for each vehicle, and “learns” to program the subsequent steps based on past experience: for example, the quantity of a particular color needed to paint a vehicle.

    The warehouse, the heart of the process, is completely automated and handled via the artificial intelligence system, guaranteeing responsiveness and greater flexibility in process programming compared to traditional warehouses.

    The painting process is carried out with a combination of manual and robotized phases. The robots perform the jobs that are the most repetitive and demanding in terms of ergonomics, while the human operators provide their crucial added value of manual skills required to complete the process. Another particular feature is the painting of exterior aesthetic elements such as the bumpers and mirrors, which is carried out in parallel with the bodywork to guarantee color uniformity.

    With the new paintshop, Lamborghini can offer its customers infinite color options. The colors are divided into four types: standard, special, matte, and Ad Personam.

    Through the Ad Personam program, customers can not only choose to personalize their car with the colors and graphics they prefer, but can also create their own unique special color in a true work of art.

    The new plant also confirms Automobili Lamborghini’s longstanding commitment to environmental sustainability. The verticalization of the new plant enabled a significant 30% reduction in footprint with respect to a comparable painting plant. The building is rated Class A with perfect insulation and is equipped with latest-generation LED lighting.

    Ninety-five percent of the colors used are water-based. Solvent emissions are very low thanks to an afterburner that can recover the heat and reuse it to heat the ovens of the painting line. This technology provides a 25% reduction in energy consumption.

    Moreover, the cutting-edge technologies of the air-misting systems enable high efficiency in terms of paint consumption. Eighty percent of the paint is actually applied on the bodywork, which is twice as high as on standard systems.

    Finally, E-Cube technology makes it possible to capture the overspray during the painting process, which reduces water consumption for air filtration to zero.
     

Compartir esta página